“Sociale Dienst”

Recientemente, en los días pasados, una mujer de 81 años que vivía sola, murió en el incendio de la casa donde vivía. El motivo de este incendio, parece, fue debido a que la empresa suministradora de electricidad, la cortó por falta de pago sin comunicarlo al ayuntamiento, de Reus (Cataluña) impidiendo de esta forma un posible acuerdo de asistencia a dicha mujer que, para poder ver y calentarse, utilizaba velas que de alguna forma prendieron en el mobiliario de la casa.

incendio-reus-sra-rosaEste caso, que parece desbordó el vaso de la tolerancia y paciencia de la ciudadanía, nos recuerda a todos, que en España hay 5 millones de personas pobres, que se le corta la luz en un año a 653.000 hogares por no poder pagarla, que el coste de la luz sube a cada poco y lo cifran en un 70% en los últimos años, que el beneficio económico de las eléctricas se cifran en miles de millones, que el gobierno del Partido Popular paró y para, todas las iniciativas encaminadas a solucionar en parte la asistencia a los más vulnerables, que los salarios bajaron y el derecho al trabajo se convirtió en una lotería que hace insegura la planificación familiar con ingresos de miseria y a ser víctimas del empresariado sin escrúpulos; 2.300 personas en un año que mueren como consecuencia de las malas condiciones económicas en las que el “sistema” capitalista empuja a la exclusión, personas que viven de un hilo, asistidas por máquinas que trabajan con electricidad y que generan un alto consumo a cargo de familiares que no lo pueden asumir, amenazados día sí y día también, por una falta de responsabilidad del “Estado de Derecho” que para otras cosas, sí acuden a esta expresión, tanto los diversos gobiernos, como personajes diversos cuando quieren armarse de razones ante lo injustificable.

Pero esto, ya está más que expuesto en la diversidad de medios y foros. Yo, pretendo “informar” a mis hoy conciudadanos, de otras sociedades donde, también mueren personas, en un incendio provocado por el fuego de un brasero mal apagado y otras formas de infortunio pero, las condiciones de vida de una a otra sociedad, es abismal en cuanto a seguridades para el conjunto del estado. Sigue leyendo

Anuncios