La religión y su utilización política

Recién pasada la llamada “Semana Santa”, en que un país se paraliza para festejar unos  aniversarios de tradiciones de una fe que, dudo mucho, sea mayoritaria en su práctica y seguimiento, se tenga que manifestar en las formas y maneras en que se hace en este Estado Español, paso a enumerar algunas incomprensiones para quién, en su derecho, no está de acuerdo en el uso desmesurado de la religión como objeto turístico y político, impuesto a todos los que vivimos bajo un paraguas constitucional que dice, que este Estado es “aconfesional”. Sigue leyendo

Anuncios