Porqué soy galleguista

-Soy galleguista porque nací en Galicia.

9577579189_efda742551_o

-Soy galleguista porque, naciendo en Galicia, no fui enseñado en nuestra propia lengua. Se nos ocultó y fuímos obligados, en la escuela, a aprender otra habla que no es ni era, la de nuestro pueblo.

-Soy galleguista porque, nuestra historia nos fue ocultada, asimilada y manipulada, enseñándonos otra historia donde, como pueblo y reino antiguo, fuimos desaparecidos, humillados e ignorados en la cultura imperial castellana.

-Soy galleguista porque, el franquismo sociológico aun hoy, niega nuestros derechos como pueblo, poniendo por delante de ese derecho, una unión a la fuerza construida sobre la base de una dictadura, de las élites económicas y empresariales que la sustentaron, de la monarquía que no elegimos, y de una Iglesia Católica que apoyó el genocidio franquista. Sigue leyendo

Anuncios

Hablemos…, de la política

Catedral de Barcelona
Sagrada Familia – Barcelona

Escribir…, no me entran ganas de escribir de la actualidad en que todo gira alrededor de Cataluña y del Estado Español, pero, hablemos… Abundan escritos y visiones distintas de las problemáticas que se están a dar; observo mucho apasionamiento y medidas de fuerza que no traerán nada bueno; en la confrontación, parece que lo difícil es aportar visiones de futuro que canalicen adecuadamente la convivencia entre personas con distintas culturas e identidades sin que llegue la sangre al río. El desánimo y la lectura de tanto artículo de opinión, me llevó a recordar y leer unos escritos míos de hace nueve años que parecieran premonitorios de la actualidad, pero que son, en verdad, para todo tiempo y lugar porque no dejan de reflejar las actitudes humanas. Copio tan solo, un poco de lo escrito en el año 2008:

El pasado, la historia de la humanidad, analizándola críticamente, nos enseña que la inteligencia dio en conformar un poder o poderes, y someter a los demás, a los iguales, a los designios y caprichos de los poderosos.  Así se conformaron los poderes y se les fue dando –y sigue- nombres diversos según el lugar.  De faraones, reyes, emperadores, caudillos, zares, césares y muchos más nombres que significan lo mismo: poder absoluto, está llena la vida de la especie humana, y como tal, lo vivido bajo todas esas formas absolutistas del poder. Sigue leyendo

¿Esto es democracia?

El pasado mes de septiembre, escribí un artículo titulado: “¡Visca Catalunya!, ¿y Galicia qué?” con la intención de dejar reflejada mi posición en el conflicto que estamos a vivir intensamente estos días. Los días pasan y fuimos testigos de las acciones del llamado “procés” y de la acción del gobierno del estado, que tuvo su más alta repercusión mediática, política y social tanto en Cataluña como en el Estado Español el 1 de octubre donde, no pudiendo hacerse con las urnas y otros medios de votación, la policía y la guardia civil, recibiendo órdenes de las más altas estructuras del estado de impedir se votase, utilizaron la violencia contra familias enteras, gente joven y mayor que no entendían esa violencia en un acto democrático, el de votar, que ellos entendían no se puede prohibir, porque la voluntad colectiva de un pueblo, es superior a las leyes hechas con intereses ajenos a ese pueblo. Sigue leyendo

¡Visca Catalunya!, ¿Y Galicia, qué?

6 de Septiembre, día señalado y anunciado de que iba a ser conflictivo a nivel político y mediático en el Estado Español. ¡Y así fue!, ya de mañana, todos los media enfocando el Parlamento de Cataluña, dando cuenta de lo que allí sucedía y activando los análisis y opiniones de expertos y los clásicos tertulianos que opinan de todo, conformando un estado de tensión, que lo visualizaba adecuadamente los miembros del gobierno en la “guardia” que montaron para contrarrestar las decisiones que se iban tomando en el Palacio de la Generalitat Catalana.

¿Y?…, sigue la tensión, “choque de trenes” escriben algunos. Se aprobó la Ley del Referendo luego de un día cargado de imágenes para el recuerdo y la Historia, con ausencia de los diputados del PSOE, Ciudadanos y el Partido Popular que, este último, dejaron las bancadas vacías, pero cubiertos sus respaldos con banderas españolas y catalanas a modo de símbolos que llamaron la atención de los telespectadores, y también, la diputada de Podemos Angels Martínez Castells que, muy mayor ella, se sintió ofendida por las banderas españolas y las fue retirando sin que fuera molestada, o no ollera a la Presidenta del Parlament para que las dejara. Sigue leyendo

El aval bancario

Una de las cosas que más indignación me produce, es ver con qué facilidad aquí, ante una crisis creada por estamentos financieros e institucionales, se haga pagar las consecuencias en la parte más débil de la sociedad: la familia. En los cuatro años que llevo por estas tierras, fueron miles y miles las familias desahuciadas y echadas con muy malas formas de sus casas, en las que hacían su vida familiar luego de un proceso de empobrecimiento en el que el Estado incumplía e incumple garantías constitucionales en cuanto a vivienda y salario digno (artículos 47 y 35 de la Constitución Española).

Imaxe de vivendaTuve que ver, leer y escuchar, como muchos y muchas de esos afectados se quitaron la vida a cuenta de la fuerza bruta de unas policías que cumplían lo que se le ordenaba, diluyendo así responsabilidades ante esas muertes. Muertes que debieran ser juzgadas repartiendo responsabilidades allí donde hubiera “dictados de fuerza” que producen decisiones difíciles como es sacarse la vida. La Constitución protege a todo ciudadano ante la carencia de una vivienda y de un salario. Si una crisis económica produce paro, y este paro produce la pérdida del trabajo que da el sustento y garantías de pago, es el Estado el que tiene que asumir los costes o avales de la nueva situación, ya que es el avalista principal de toda persona que viva en este estado, conforme reza en el articulado de la Constitución. Sigue leyendo

Eutanasia

En la primavera del 2015, Ruben y Dana por primera vez, visitaron España en unas cortas vacaciones junto nuestra, los consuegros de su hijo Fredy. Ruben, amante de la pesca con caña y aprovechando que estamos a dos pasos del mar, se hizo con los instrumentos necesarios y, a diario, se pasaba horas y horas con ese deporte que tanto entretiene y relaja la vida de las personas. A los pocos días de llegar, ya lucía un moreno intenso que contrastaba con nuestra piel blanca de no poder exponerla a los rayos del sol, por causa de la enfermedad que contrajimos y luego fuimos operados, los dos.

En el siguiente año del 2016, ya vinieron junto nuestra en dos ocasiones. En las conversaciones que mantuvimos, nos expresaron su satisfacción por venir aquí y afirmar que, en el momento que llegaran a la pensión de jubilación, venderían su casa y se vendrían a vivir aquí él y su esposa Dana. Sigue leyendo

“Lloviendo” en familia

Hacía más de un mes, que una de nuestras seis hijas, nos anunció que vendrían junto nuestra, ella y dos de sus hermanas junto con el nieto Luca de 4 años, a pasar tan solo 3 días con nosotros, aprovechando unos precios bajos en el billete de avión Eindhoven-Alicante. Y así fue con la alegría que nos dieron. Lo malo fue, que coincidió esos tres días, con el temporal de nieve, lluvia y oleaje en el mar que hace muchos años no se recordaba en la costa del Mediterraneo, desde Cataluña hasta Almería; lo que, prácticamente, las obligó a estar en la casa familiar hablando, riendo y contando cosas.

Como es natural en toda conversación donde participan cuatro o cinco personas, se entrecruzan distintas opiniones, pareceres, conocimientos y experiencias que, si se dan en respeto, enriquece el conocimiento de todos y disfrutan de la compañía. La climatología ayudaba con rayos y truenos; lluvia y más lluvia viendo las noticias en la televisión y las hijas conectándose a través del watschap y skype con sus respectivos esposos (nuestros yernos) e hijos (nuestros nietos), coincidiendo todo esto, con el clima enrarecido de la corrupción y la disputa política que estamos a vivir todos los días que, a un comentario mio acerca de la situación que aquí se vive, una de ellas, Susana, me contestó: “pues papá…, no pienses que en Holanda todo está bien…” y me expuso lo que sigue: “hace tiempo, denunciaron que en las farmacias iban a cobrar por “informar” de los medicamentos que los médicos recetan. Si unas pastillas, su coste es de 3 euros, la información sería de 10 euros (por poner un ejemplo) y 13 sería el coste a quién osase pedir esa información. Los que la rechazaran desde el principio, (la información) solo pagarían los 3 euros, que era su valor”. Sigue leyendo