Cosas, de pensionistas y emigrados (3)

Hace muchos años, presencié el desprecio, en las formas y en las palabras, por parte de algunas personas, hacia paisanos que estuvieron en países europeos que contaban algunas de las bondades que en el país no se daban, echándole en cara, la presunción que traían con aquellos coches que por aquí solo podían llevar los ricos y los narco-traficantes. Con el tiempo, y por causas distintas a las necesidades laborales, me convertí también en un emigrante ido a Holanda, a través del Instituto Español de Emigración con un contrato para trabajar en la industria del metal. Ya instalado en una pensión de la empresa, me encontré con bastantes paisanos gallegos como yo que, en ese tiempo, y quizás por el trabajo de otros que me precedieron, solo querían gallegos, y años tardaron en acoger de otras nacionalidades.

Selección Holandesa 1974En la pensión, observé la pasión con que se seguía en la televisión el fútbol holandés. Eran los tiempos de Johan Cruyff, Ruud Krol, Johan Neeskens, Johnny Rep, Piet, Keizer, Willy en Rene van de Kerkhof, Willem van Hanegen y muchos más en una liga apasionante que dio, luego, en la conformación de la famosa selección llamada “La naranja mecánica” que disputó la final de dos mundiales de fútbol, y creó toda una escuela de hacer fútbol en casi todos los clubs europeos con los Van Basten, Ruud Gullit, Ronald Koeman, Frank Rijkaard, Edgar Davis, Clarence Seedorf y entrenadores de la fama de Rinus Michels. Sigue leyendo

Anuncios