Sí…, esto es una verguenza!

Hace poco, escribí un artículo que llevaba por título “Sí…, esto es una dictadura!”, hoy añado otro casi con el mismo título, en el que cambio dictadura por verguenza. Porque es una verguenza ver y comprobar, como se miente descaradamente ante millones de personas que se sabe, la están mirando y escrutando sus intimidades mentales y faciales que nos retrotraen a recientes casos siniestros y dramáticos donde, asesinos o asesinas, mostraban idénticas personalidades psicopáticas ante la verdad de unos hechos que, tarde o temprano, salieron y saldrán a la luz con todas las consecuencias, como se comprobó en el caso del niño “Gabriel”.

Es una verguenza que se palpa en el ambiente, en las conversaciones familiares, del trabajo, en los estudiantes y bares de barrio que afecta a la credibilidad de personas e instituciones que rigen nuestras vidas, que se supone, tienen que ser moral y éticamente ejemplares en el cumplimiento de sus obligaciones, so pena de convertir la democracia incipiente que nos venden, en una dictadura formal con apariencias democráticas, como se demuestra en la “personalidad psicopática” con que se miente y se aplaude a los líderes de unos partidos, que muchos ciudadanos ya los están a comparar con las mafias sicilianas. Sigue leyendo

Anuncios

Hablemos…, de la política

Catedral de Barcelona
Sagrada Familia – Barcelona

Escribir…, no me entran ganas de escribir de la actualidad en que todo gira alrededor de Cataluña y del Estado Español, pero, hablemos… Abundan escritos y visiones distintas de las problemáticas que se están a dar; observo mucho apasionamiento y medidas de fuerza que no traerán nada bueno; en la confrontación, parece que lo difícil es aportar visiones de futuro que canalicen adecuadamente la convivencia entre personas con distintas culturas e identidades sin que llegue la sangre al río. El desánimo y la lectura de tanto artículo de opinión, me llevó a recordar y leer unos escritos míos de hace nueve años que parecieran premonitorios de la actualidad, pero que son, en verdad, para todo tiempo y lugar porque no dejan de reflejar las actitudes humanas. Copio tan solo, un poco de lo escrito en el año 2008:

El pasado, la historia de la humanidad, analizándola críticamente, nos enseña que la inteligencia dio en conformar un poder o poderes, y someter a los demás, a los iguales, a los designios y caprichos de los poderosos.  Así se conformaron los poderes y se les fue dando –y sigue- nombres diversos según el lugar.  De faraones, reyes, emperadores, caudillos, zares, césares y muchos más nombres que significan lo mismo: poder absoluto, está llena la vida de la especie humana, y como tal, lo vivido bajo todas esas formas absolutistas del poder. Sigue leyendo

¿Esto es democracia?

El pasado mes de septiembre, escribí un artículo titulado: “¡Visca Catalunya!, ¿y Galicia qué?” con la intención de dejar reflejada mi posición en el conflicto que estamos a vivir intensamente estos días. Los días pasan y fuimos testigos de las acciones del llamado “procés” y de la acción del gobierno del estado, que tuvo su más alta repercusión mediática, política y social tanto en Cataluña como en el Estado Español el 1 de octubre donde, no pudiendo hacerse con las urnas y otros medios de votación, la policía y la guardia civil, recibiendo órdenes de las más altas estructuras del estado de impedir se votase, utilizaron la violencia contra familias enteras, gente joven y mayor que no entendían esa violencia en un acto democrático, el de votar, que ellos entendían no se puede prohibir, porque la voluntad colectiva de un pueblo, es superior a las leyes hechas con intereses ajenos a ese pueblo. Sigue leyendo

Lo llaman democracia, ¡y no lo es!

El título de este artículo, se hizo famoso a partir del Movimiento de los Indignados, también llamado 15M que, a partir del 15 de Mayo del 2011 exigían más democracia, más participación, auténtica división de poderes y terminar con el dominio de la banca y las finanzas en las decisiones de estado y gobierno. Y sigue a estar presente este título hoy con motivo del Referendo de Cataluña, convocado “ilegalmente” por el gobierno de la Generalitat.

lo-llaman-democracia-y-no-lo-esEstamos a oír las palabras, “Democracia, Ley, Estado de Derecho, ilegalidad, Guardia Civil, Policía, Mossos de Escuadra, Fiscalía, multas, sedición, no se celebrará, estado de excepción, artículo 155, etc” acompañados de unos crispados debates en las televisiones y múltiples artículos periodísticos que están a caldear un ambiente de confrontación en dos modelos antagónicos que le dan o no, contenido democrático, a las acciones que toma el gobierno del Estado, representado por el Partido Popular, y el gobierno de la Generalitat, representado por una confluencia de tres partidos catalanistas que están a llevar a un choque que repercutirá en el futuro de este Estado, y esperemos que no sea violento. Sigue leyendo

¡Visca Catalunya!, ¿Y Galicia, qué?

6 de Septiembre, día señalado y anunciado de que iba a ser conflictivo a nivel político y mediático en el Estado Español. ¡Y así fue!, ya de mañana, todos los media enfocando el Parlamento de Cataluña, dando cuenta de lo que allí sucedía y activando los análisis y opiniones de expertos y los clásicos tertulianos que opinan de todo, conformando un estado de tensión, que lo visualizaba adecuadamente los miembros del gobierno en la “guardia” que montaron para contrarrestar las decisiones que se iban tomando en el Palacio de la Generalitat Catalana.

¿Y?…, sigue la tensión, “choque de trenes” escriben algunos. Se aprobó la Ley del Referendo luego de un día cargado de imágenes para el recuerdo y la Historia, con ausencia de los diputados del PSOE, Ciudadanos y el Partido Popular que, este último, dejaron las bancadas vacías, pero cubiertos sus respaldos con banderas españolas y catalanas a modo de símbolos que llamaron la atención de los telespectadores, y también, la diputada de Podemos Angels Martínez Castells que, muy mayor ella, se sintió ofendida por las banderas españolas y las fue retirando sin que fuera molestada, o no ollera a la Presidenta del Parlament para que las dejara. Sigue leyendo